El Atlético Madrid dio un paso importante en busca de la clasificación

Atlético de Madrid se impuso por 1-0 al Liverpool con tanto de Saúl Ñíguez, en condición de local, por el duelo de ida de los octavos de final de la Champions League. Ángel Correa, atacante argentino, fue titular para el conjunto madrileño.

El Colchonero golpeó desde el vestuario. A los 3 minutos, tras un corner, la pelota le quedó a Saúl Ñíguez, quien la empujó y marcó el único tanto del encuentro disputado en el Wanda Metropolitano.

Al conjunto inglés, puntero por amplia diferencia de la Premier League, le costó mucho quebrar la defensa del equipo español: tuvo muy pocas llegadas en el primer tiempo (unos remates de Henderson y Salah).

A los Reds les anularon bien un gol. Jan Oblak, arquero del Atlético, se equivocó en una salida y le regaló la pelota a Salah, quien se la cedió a Firmino: el brasileño -en off side- se la devolvió al egipcio y éste anotó, pero todo estaba anulado.

Victoria del Dortmund con un Haaland intratable

El segundo tiempo fue igual de disputado. Los locales no tuvieron muchas chances claras: sólo un remate de Lodi desde media distancia. Liverpool siguió con complicaciones para inquietar el arco del Colchonero: apenas un cabezazo de Salah y un disparo de Henderson, que pasaron muy cerca.

Cuando faltaban 13 minutos para el final, Simeone decidió mandar a la cancha a Diego Costa en lugar de Correa. El delantero volvió a la actividad después de más de tres meses parado por una hernia discal cervical: su último partido había sido el 10 de noviembre.

De esta manera, Atlético de Madrid sacó una ventaja mínima para el encuentro de vuelta en Anfield, que será el próximo 11 de marzo desde las 17 horas.